Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 12 de junio de 2011

Fallece un corchero de 16 años en la playa de Bakio

Fuente: elcorreo.com

El menor avisó a sus amigos de que iba a salir del agua porque se sentía indispuesto y tenía frío. A partir de ese momento ya no lo volvieron a ver.

Un joven de 16 años, vecino de Bilbao, falleció ayer en el municipio vizcaíno de Bakio cuando hacía surf en compañía de unos amigos. Según informó el Departamento de Interior, el suceso se produjo sobre las 18.30 horas, cuando un grupo de menores practicaba con sus tablas frente a la playa. Al parecer, uno de ellos avisó a los demás de que iba a salir del agua porque se sentía indispuesto y tenía frío. A partir de ese momento ya no lo volvieron a ver.

Fuentes de la Cruz Roja de Bermeo, que participó con la Ertzaintza en las tareas de rescate, explicaron que el cadáver apareció pasadas las 20.30 horas a unos veinte metros de la orilla, tras dos horas de búsqueda protagonizada por varias embarcaciones y un helicóptero frente al arenal, en particular entre unas rocas. El cuerpo del menor, cuya identidad no fue facilitada, flotaba cerca del puntal del muelle.

Según explicaron varios testigos, el fallecido y sus amigos se habían desplazado desde Bilbao hasta Bakio para practicar surf. El chico que sufrió el accidente, alumno de la ikastola Begonazpi, del barrio de Txurdinaga tenía una tabla de corcho tipo 'boogie' y se encontraba con los demás en el centro de la playa, donde ayer había poca gente. Después de comentar que no se encontraba bien, le perdieron de vista, pero se alarmaron cuando al cabo de un rato sólo divisaron su tabla. De inmediato avisaron a los socorristas y a SOS-Deiak.

Corrientes.

Las causas del accidente no habían sido aclaradas anoche. Vecinos de Bakio explicaron que la mar no era mala, aunque sí suele haber corrientes peligrosas en esta época del año. No obstante, agregaron que cuando el agua arrastra a un surfero, lo habitual es que éste no abandone la tabla.

Según explicó Cruz Roja, el cadáver del menor fue avistado por el helicóptero de la Ertzaintza y rescatado por un buzo. La Cruz Roja trasladó el cuerpo, por mar, hasta Bermeo, donde permaneció en un hospital de campaña que fue levantado junto a la Cofradía de Pescadores.


Noticias como esta me dan una rabia tremenda. Estas cosas no debería pasar jamás, un chico que se va a la playa con sus amigos para pasarlo bien... En San Sebastián también se ahogó un joven polaco de 23 años esta semana.

No debemos olvidar y menos nosotros los corcheros, que el mar es muy peligroso incluso cuando parece que no hay olas ya que es cuando uno más se confia.

Mi más sentido pésame a la familia del chico y espero que ahora esté en otro sitio mucho mejor cogiendo olas perfectas y esperándonos en el agua cuándo algún día nos toque subir a nosotros.



No hay comentarios: